miércoles, 8 de junio de 2011

DEFINICIONES

VAGO

De acuerdo a la Real Academia de la Lengua Española esté término define a personas perezosas, holgazanes, desocupados y sin oficio, incluso en Venezuela hay Leyes que regulan las actividades de este tipo de personas, como la famosa Ley de Vagos y Maleantes.

Los profesores adscritos a alguna universidad de alguna manera ejercen un oficio, puede ser por contratos temporales o fijos, con horario completo o medio tiempo, pero aún estando sin trabajo, un profesor en todo momento realiza actividades para actualizarse, para mejorar. En esta modalidad a distancia, es posible que algunos profesores le pongan un poquito menos de esfuerzo en la atención a los estudiantes, por ejemplo, atenderlos únicamente en la oficina, en el horario de oficina y solo personalmente. 

Cuando un profesor, como es mi caso, dispone de recursos como el correo electrónico personal, un blog que hace funciones de cartelera, organiza grupos en hotmail para diversas materias, crea foros específicos para varias asignaturas, dispone de números telefónicos para atender llamadas y mensajes de texto de los estudiantes, cuando prepara documentaciones propias como cronograma de actividades, lineamientos de trabajo para las asignaturas, foros para las asignaturas objetivas sin trabaja práctico, coloca materiales con contenido de apoyo teórico para profundizar algunas asignaturas a fin de que los estudiantes comprendan mejor la asignatura. Y si además atiende personalmente en los días dispuestos para tal fin de manera amable, cordial, paciente, sin dejar de reconocer que por diversas razones personales en algunos días no hace acto de presencia. No creo que esté ubicado dentro del grupo de los vagos porque hacer todo esto implica dedicarle horas de trabajo más allá del establecido oficialmente.

Cualquier objeción a la manera de trabajar, cualquier crítica, debe ser realizada responsablemente, identificándose, puede ser dirigida al correo, o al teléfono, o una nota, no es la primera vez que alguien critica algo y mi actitud siempre ha sido ser objetivo con la crítica y aplicar correctivos, jamás esto ha influido en mi juicio hacia el trabajo del estudiante.

De manera que los invito a ejercer su derecho a la crítica, sugerencias, reclamos etc. a través de cualquier medio, pero responsablemente, no acepto que dañen los materiales impresos que coloco en la puerta de mi oficina o en cartelera. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada